Inari Okami

Los japoneses tienen una idea un poco diferente de la prosperidad con respecto al mundo occidental. En ese sentido, Inari Okami representa precisamente la fortuna, el éxito y la prosperidad en general. También es representado como la deidad japonesa de la fertilidad, del arroz y de la agricultura. Esta deidad también es patrón de los zorros y de la industria toda. 

La representación de este dios es un poco confusa, dado a que en ciertas ocasiones se le representa como una mujer, en otros momentos es concebida como un hombre, y en contadas oportunidades es denotada como una deidad andrógina, es decir, con características tanto masculinas como femeninas. 

Origen y evolución de Inari Okami

El origen de esta deidad tan importante para la prosperidad japonesa no está claro, pero según el vocablo japonés, su nombre provendría de la expresión ine-nari, que quiere decir arroz creciente. En el Ruiju Kokushi que data del año 827 antes de cristo, se nombra el primer uso de este nombre en el kanji actual, bajo la traducción de “transportar arroz”. 

El kanji es el sistema de escritura actual del japonés. Desde el año 711 antes de Cristo existe el culto a Inari Okami como una deidad de la prosperidad y del éxito para los japoneses. En ese momento se construyó el santuario Fushimi Inari-taisha, que se ubica en la montaña de Inari en Kioto.

Es interesante que el nombre de Inari no aparezca en la mitología popular y clásica japonesa, lo que hace creer que la veneración a este dios comenzó hacia finales del siglo V, cuando fue iniciada por el clan Hata. 

Para el período Heian, la veneración de esta deidad se extendió por todo el país. El emperador Saga presentó el templo To-ji en el año 823 antes de Cristo, con lo cual se designó a Inari como la deidad principal y protectora de ese templo. 

Hacia el año 942 antes de Cristo, el rango de Inari Okami se incrementó nuevamente, después de haberse incrementado anteriormente hacia el año 827. Los santuarios de Inari se construyeron con bastante tiempo de diferencia, siendo que para el siglo IX se construyó el segundo templo en su honor, llamado Takekoma Inari Okami

Antes de aquel segundo templo en su nombre, el santuario que se erigía para él, formaba parte de los que recibían patrocinio de la casa imperial, que realmente era un honor para entonces. Solo 22 santuarios recibían patrocinio y ayudas monetarias de la casa imperial, entre ellos el levantado en honor a Inari. 

Festivales en honor a Inari Okami

Para los japoneses, las fiestas en honor a esta deidad de la riqueza se celebran durante el primer día del caballo, que es el sexto día del segundo mes del calendario lunisolar. En algunos lugares de una de las islas más grandes de Japón, Kyushu, los festivales o periodos de rezo en honor a esta deidad empiezan justo antes de la luna llena del mes de noviembre. 

En algunas ocasiones este festival celebrado por los pobladores de esta isla puede llegar a durar hasta una semana, en la que veneran de diversas maneras al dios de la agricultura y del arroz. Las ofrendas por lo general vienen acompañadas de grandes cantidades de arroz que se colocan en un santuario dedicado a Inari cada día de esa semana. 

También es importante conocer que este ritual se vuelve considerablemente importante en las zonas rurales cercanas a la región de Nagasaki. Los amuletos de la suerte suelen ser elementos bastante relevantes en las festividades que se recrean en torno al dios de la fertilidad, la agricultura y el éxito en general, como lo es Inari Okami.