Ogro

Ogro. Imagen de Yngve Martinussen

Los ogros son gigantes humanoides de aspecto ramplón y desapacible, mal carácter y muy guerrilleros.

Un ogro mide unos 3 metros de prominente, tiene la piel de color verde obscuro, o aun violeta, y llena de verrugas. Tiene asimismo abundante pelo por el cuerpo de color oscurísimo. Su fragancia fétido es observable a bastante distancia.

Los ogros conviven en tribus y se amoldan bien a cualquier tiempo, con lo que se les puede conseguir en montañas, llanuras y secarrales.

Un ogro vive de emboscadas, incursiones y pillajes. Su sabiduría no es bastante elevada, con lo que es imposible aguardar que empleen muchas tácticas de combate. Los ogros mucho más completados de su tribu van a ser considerados como líderes.

Son seres muy avariciosos, con lo que siempre y en todo momento están a la caza y atrapa de humanos, elfos o enanos para sostenerlos como presos y hurtarles sus pertenencias. Los presos de los ogros tienden a ser utilizados como esclavos o como alimento.

OgroEl ogro y la horda de monstruos. Imagen de Pavel Maksymenko

Ogro Mago (Ogro oriental)

Estos ogros tienen la piel azul, verde o cobrizo, pero siempre y en todo momento en tono claro. Su pelo asimismo tiende a ser de color azul o verde, pero mucho más obscuro. Son mucho más altos y también capaces que los ogros recurrentes. Visten con ropas orientales y ciertos son reales especialistas en las artes marciales. Los ogros orientales evitan utilizar la fuerza física siempre y cuando les resulte posible, con lo que atacarán o se defenderán utilizando la magia. Tienen la posibilidad de publicar conjuros para hacer obscuridad, polimorfizarse en humanos, hacerse invisibles, adoptar forma gaseosa (muy útil en el momento en que precisan escapar) y hacer un cono de frío. Si deben batallar lo van a hacer con una nagatana o con una cimitarra, o aun con el látigo.

Merrow (Ogro acuático)

Estos ogros habitan las grutas en las aguas dulces y, si bien tienen la posibilidad de vivir fuera del agua a lo largo de ciertas horas, raras veces suben a la área. Tienen un color verde azulado que les deja camuflarse completamente entre las aguas. Su cuerpo está cubierto de escamas, y tienen las manos y los pies palmeados. Su naturaleza es maligna y son considerablemente más beligerantes y fieros que los ogros recurrentes.

No han de ser confundidos con los merrow de la mitología irlandesa; seres acuáticos mucho más similares a un tritón o un elfo de agua.