Mitología China

La civilización y la mitología china cuenta con casi 5000 años de historia, aunque corrió el riesgo de ser totalmente borrada del mapa durante la “Revolución Cultural” de Mao. Igual que muchas otras culturas a lo largo y ancho del mundo, existe una división entre los hechos históricos y el mito, que corresponde a los remotos orígenes de China.

Antes de nada, cabe destacar que en este país han coexistido, y aún lo hacen, tres grandes religiones (o filosofías de corte religioso), a saber: confucianismo, taoísmo y budismo.

Historia de la mitología china

La gran parte de los relatos en la mitología china están basados en sucesos acontecidos en el tiempo conocido como Período de los tres augustos y los cinco emperadores, es decir, el período mitológico. Los textos que hablan de esta época remota (2500 a.C. aproximadamente, durante la Edad del Bronce) fueron escritos durante el reinado de la dinastía Han, posiblemente la época de mayor esplendor de la china imperial, y con la que se identifican la mayoría de los chinos actuales.

En muchos casos, los mitos tratan de dioses justos y sabios que gobernaron bajo el cielo en tiempos antiguos. Las escuelas filosóficas posteriores utilizarían estos mitos para ejemplificar sus propias doctrinas y los modificarán a conveniencia.

Mitología china
Ilustración por Eastmonkey

Características de la mitología china

La gran mayoría de los relatos y leyendas de la mitología china corresponden a eventos o historias que sucedieron durante el mítico periodo de los tres augustos y cinco emperadores.

Los textos más antiguos tienen 2000 años de antigüedad, correspondientes al periodo Han, contemporáneos al Imperio Romano. Por lo que los historiadores los consideran textos recientes, que muy probablemente han sido reinterpretados en numerosas ocasiones, siendo esta la primera de la que se tienen registros. Estos mitos se utilizaban como explicación para la filosofía del momento y sufrirían varias reinterpretaciones que en ocasiones eran contradictorias (en función de las diferencias existentes entre una escuela de pensamiento y otra).

Por desgracia no nos ha llegado la mitología china en su forma pura, sin embargo podemos establecer una comparación entre estas creencias y las de los pueblos indoeuropeos que migraron desde las mesetas asiáticas hacia Europa y la India. Por ejemplo, la mitología griega o la germánica.

Dioses de la mitología china

A continuación daremos una breve lista de los principales dioses del panteón tradicional chino. A diferencia de otros panteones, muchos de estos dioses no tienen una “labor” específica que muchas veces depende de la interpretación de su mito.

  • Nüwa: La diosa que selló los cielos en los tiempos míticos, cuando este se encontraba desgarrado. Ella cogió siete piedras de colores y cerró la brecha con lo que se conocería como el arcoíris.
  • Fuxi: hermano de la anterior, se le atribuye la invención de la pesca, la agricultura y la escritura.
  • Shen Nong: inventor de la agricultura.
  • Yu el Grande: emperador de la semi-mítica dinastía Xia. Regula el curso de los ríos para evitar las inundaciones. Algunas versiones lo presentan como un dragón.
  • Gong Gong: un maligno demonio de las aguas.
  • Zhu Rong: Dios del fuego que derrotó a Gong Gong.
  • Pangu: aquel que durante la creación separó el cielo de las aguas.
  • Cangije: creador de los caracteres de la escritura. Se le representa con cuatro ojos y ocho pupilas.
  • Huan Di: El Emperador Amarillo, el mítico emperador que es considerado el padre de toda la civilización china.
  • Chi You: Dios de la guerra y creador de las primeras armas de metal. En la tradición coreana se le considera un emperador mítico. Es una figura reconocida por todo el este de Asia.
  • Xuan Nu: “la mujer negra” o “la mujer misteriosa”, quien ayudó a Huan Di en su guerra contra Chi You.

 

Mitologia china lee jing
Ilustración por Ang-angg

Criaturas mitológicas chinas

En la mitología china, al igual que en muchas otras, algunos animales mágicos interactúan con humanos y dioses. A continuación mencionaremos algunos de ellos:

  • Bai Hu: Un tigre blanco considerado el rey de las bestias y uno de los cuatro monstruos divinos que representan los puntos cardinales, en su caso, el oeste.
  • Zhu Què: “Pájaro Bermellón” literalmente. Representa al sur y al fuego. Se le atribuye la apariencia de un fénix.
  • Qing Lóng: Representado como un dragón azul. Su elemento es el agua y custodia el este.
    Xuán Wu: Simboliza la tierra y protege el norte. Su color es el negro y se le representa como a una tortuga.
Bai Hu mitología china
Bai Hu ilustración por Bueshang

Mito de la creación chino

Una particularidad de la mitología china es que, a diferencia de otras, la aparición de su mito de la creación es extremadamente tardío. Siendo las tradiciones posteriores como el taoísmo y el confucianismo las que tratarían de dar una explicación al origen del mundo. Así que existen numerosas versiones que en muchos casos se contradicen entre sí.

En todo el Extremo Oriente existe un dualismo filosófico entre dos conceptos cósmicos: la luz (el fuego, el sol) y la oscuridad (el agua, la luna). En la mitología China se representa al primero de los dos principio con un cuervo, y una serpiente acuática representa al segundo.

Según el Tao, Fangu fue el primer creador. Al comienzo sólo había un caos sin forma del que surgió un huevo de 18.000 años. Cuando las fuerzas yin y yang estaban equilibradas, Pangu salió del huevo y tomó la tarea de crear el mundo. Dividió el yin y el yang con su hacha. El yin, pesado, se hundió para formar la tierra, mientras que el Yang se elevó para formar los cielos.

Pangu permaneció entre ambos elevando el cielo durante 18.000 años, tras los cuales descansó. De su respiración surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo el sol y del derecho la luna. Su cuerpo se transformó en las montañas, su sangre en los ríos, sus músculos en las tierras fértiles, el vello de su cara en las estrellas y la Vía Láctea. Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor, la médula a los diamantes sagrados. Su sudor cayó en forma de lluvia y las pequeñas criaturas que poblaban su cuerpo (pulgas en algunas versiones), llevadas por el viento, se convirtieron en los seres humanos.

Si quieres saber más sobre la mitología china, te recomendamos ver el siguiente vídeo: